Eublepharis macularius - Aquariofilia.es

INTENTAR ADQUIRIR SOLO ESPECIES NACIDAS EN CAUTIVIDAD Y PROPORCIONARLES UN BIOTOPO LO MAS PARECIDO POSIBLE A SU HABITAT
Que buscas?
Counter
Counter
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Terrario > E
Eublepharis macularius

Nombre común: Gecko leopardo
Orden: Squamata
Familia: Gekkonidae
Género: Eublepharis

Referencia:
Blyth, 1854
Difusión:
Irán y Pakistán; vive en las regiones desérticas y los prados semiáridos; pasa mucho tiempo oculto entre las rocas o en cuevas subterráneas.
Descripción: Se caracterizan, como todos los geckos eublepharinos, por poseer párpados completos y móviles. Tienen un cuerpo robusto, alargado, con extremidades fuertes y adaptadas a la vida terrestre, terminadas en 5 dedos. Los geckos leopardo carecen de las clásicas lamellas o almohadillas adhesivas de los dedos que otros gecos si tienen para subir por superficies lisas e incluso andar boca abajo por un cristal, así que E. macularius no dispone de esta habilidad trepadora. Otra característica típica es el patrón de máculas (manchas) oscuras sobre un fondo amarillo y anaranjado (de ahí el nombre vulgar de gecko leopardo). Su piel es lisa salpicada irregularmente de escamas tuberculares. No así en los geckos recién nacidos, cuyo patrón de color consta de un bandeado como el de una avispa; si bien con el crecimiento enseguida las bandas negras se diseminan en forma de los característicos puntos 'leopardinos' de los adultos. Los colores y las formas en cautividad son diversas y variopintas debido a los cruces sucesivos y a la selección genética de los criadores.
Longitud:
Su tamaño total es de unos 18-24 cm, siendo la cola un tercio de la longitud total.
Alimentación:
Se alimenta casi exclusivamente de insectos como grillos, saltamontes, arañas, gusanos, coleópteros, etcétera, así como de otros saurios que puedan dominar y comer En cautividad algunos geckos leopardo también pueden aceptar ocasionalmente la fruta madura(raramente), huevos o crías de roedores o pájaros, aunque no hay constancia de que en estado salvaje coman estas cosas.
Terrario:
El terrario podrá ser de madera o cristal de unas medidas comprendidas entre los 100cmx50cmx50cm para un ejemplar o de medidas superiores para mantener más ejemplares. (Las medidas son meramente orientativas). Deberá disponer de ramas, troncos, piedras y salientes con el fin de ayudar a que nuestro gecko se desprenda fácilmente de la muda. Además, puesto que son animales nocturnos y crepusculares, excepto el género Phlesuma que son de hábitos diurnos deberán de disponer de cuevas u oquedades para refugiarse durante el día y disminuir el estrés de nuestro animal. Como sustrato podemos utilizar arena de sílice, fibra de coco, u otro sustrato que en caso de ingesta no provoque obstrucciones intestinales. “La arena de sílice en caso de ingesta aporta al gecko minerales pero también puede provocar obstrucciones.” El terrario deberá disponer de una fuente de luz ultravioleta, aunque muchos autores dicen que puede ser prescindible, yo recomendaría el uso de una fuente de UV de emisión baja con el fin de cubrir las necesidades fisiológicas del gecko. Tambien deberá disponer de un spot que cree una temperatura global del terrario comprendida entre los 28-32 , en la zona caliente deberán alcanzarse temperaturas de 30-33. Para ayudar a conseguir esta temperatura podemos utilizar cables eléctricos o mantas eléctricas pero nos aseguraremos que nuestro gecko no pueda entrar en contacto con estos elementos bajo ninguna circunstancia ya que podríamos causar quemaduras a nuestro reptil. El terrario podrá disponer de un comedero con el fin de evitar que los restos de los insectos se esparzan por el sustrato y comprometiendo la higiene global del terrario. Aunque son animales que habitan en zonas áridas y no es necesario que dispongan de un bebedero es conveniente que dispongan de uno para bañarse y facilitar las mudas.
Comportamiento:
Los geckos leopardo viven principalmente regiones calurosas y con grandes variaciones de temperatura día-noche. Es un reptil de actividad principalmente crepuscular y nocturna, resguardándose del calor en sus húmedas madrigueras durante las horas de sol. Comienzan su actividad al atardecer, con el inicio del crepúsculo. En estado salvaje se encuentran viviendo frecuentemente en colonias, saliendo durante la puesta de sol y en los picos horarios registrados de mayor actividad en 'oleadas' que pueden estar dotadas de entre 50 y 100 individuos.3 De día descansan bajo grandes piedras, en muros semiderruidos, tuberías enterradas bajo tierra, etc. siempre a una profundidad adecuada para pasar el exceso de calor y en el sustrato ligeramente humedecido. Las noches muy secas, frescas o con mucho viento no son del gusto de esta especie, su mayor actividad se concentra en las noches más cálidas y húmedas. Los machos de esta especie son muy territoriales, siendo lo más adecuado cuando se mantienen en cautividad los grupos de cría conformados de un solo macho y varias hembras.


 
Advertimos que en algunos países, algunas especies pueden estar protegidas siendo ilegal su mantenimiento en cautividad. Recomendamos consultar la legislación propia de cada país al respecto. Además, la captura de animales de su hábitat natural, es un delito penado por la ley en la mayoría de los países y SIEMPRE es desfavorable para el futuro de la especie de la que se trate. El aficionado es el responsable último del uso que haga de la información facilitada en esta Web.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal