Myriophyllum aquaticum - Aquariofilia.es

INTENTAR ADQUIRIR SOLO ESPECIES NACIDAS EN CAUTIVIDAD Y PROPORCIONARLES UN BIOTOPO LO MAS PARECIDO POSIBLE A SU HABITAT
Que buscas?
Counter
Counter
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Plantas Acuaticas > M
Myriophyllum aquaticum

Nombre común: "Milenrama brasileño". En fuentes algosajonas; "parrot feather", "watermilfoil".
Sinónimos no válidos: Myriophyllum brasiliense, Myriophyllum proserpinacoides, Enydria aquatica.
Orden: Saxifragales
Familia: Haloragaceae
Género: Myriophyllum

Referencia: (Vell.) Verdc., 1973
Distribución: Nativa de Sudamérica, de la cuenca del Amazonas, fue introducida en Norteamérica hacia el siglo XIX y de allí ha sido propagada a otras partes del mundo, siendo ahora prácticamente cosmopolita.
Forma: Planta perenne de tallo erguido, con hojas pinnadas, dispuestas alrededor de un tallo robusto en grupos de 4 a 6 hojas. Las hojas miden de 1,5 a 3,5 cm, y tienen de 20 a 30 divisiones (segmentos filiformes) por hoja, lo que le confiere ese aspecto plumoso. La distancia entre verticilos es mayor en la base y se va acortando a medida que llega a la punta. Aparte del sistema radicular que desarrolla para anclarse al sustrato, puede desarrollar raíces adventicias.
Esta planta es susceptible de emerger, en cuyo caso cambia su morfología, con menos divisiones por hoja (de 6 a 18), más rígidas, y de un verde más oscuro que las hojas sumergidas, de tacto suave y color verde claro.
Las flores hembras, de apenas 1,5 mm, son blancas, sin pétalos y con 4 sépalos y estigmas prominentes. Nacen en las axilas de las hojas emergidas. Las flores machos tienen 8 estambres.
Tamaño: Los tallos, de una longitud de 40 cm en acuario, pueden alcanzar un tamaño de 130-150 cm en ríos, lagos y grandes estanques. En condiciones apropiadas crece con mucha rapidez, en muchos países está catalogada como planta invasiva por crecer formando grandes masas que obstaculizan el fluir del agua, y llegan incluso a alterar seriamente los ecosistemas de lagos y ríos. En algunos estados de los Estados Unidos es un delito tipificado introducir esta planta en sus aguas.
Forma de propagación: Produce flores hembras y machos en plantas de sexos separados, con lo cual sería posible la reproducción sexual. Curiosamente, en la bibliografía consultada se menciona la total ausencia de plantas macho en países como Estados Unidos y Australia, donde también está muy extendida, y en otros paises no se reporta su existencia. La propagación del M. aquaticum en la naturaleza en ausencia de plantas macho, se produce mediante tallos fragmentados por causas externas (no se da la autofragmentación), que dan lugar a nuevas plantas.
En acuario por tanto la reproducción se da por vía vegetativa, sea por brotes laterales o mediante esquejado. Su tasa de crecimiento es muy alta con suficiente luz, siendo así una voraz devoradora de nitratos.
Temperatura: De 10ºC a 30º C.
Agua: KH 2ºd-12ºd; pH 5.5-8.0
Iluminación: Media-alta, si bien es una planta medianamente tolerante en cuanto a iluminación, crecerá mejor con más luz. Como otras plantas de tallo, si se agrupan demasiado los tallos las partes inferiores se despoblarán al verse desprovistas de luz.
Tipo de sustrato: De preferencia, sustrato nutritivo, pero puede mantenerse en estanques sin sustrato, con las raices en el agua y crecen espectacularmente aunque con tierra ferruginosa y turba es como se obtienen mejores resultados. Agradece la adición de sulfato potasico (K2SO4) y hierro.
Dificultad: En principio no es una planta de gran dificultad, se adapta bien a aguas alcalinas, tolera un amplio rango de temperaturas, lo cual la hace una planta apropiada para estanques, pero desarrollará su máximo potencial si se le proporcionan los mismos cuidados que a cualquier planta exigente, luz intensa, inyección de CO2 y sustrato nutritivo. Por la morfología delicada de sus hojas es sensible a los ataques de algas y a verse saturada de partículas flotantes.
Zona del acuario: Para fondo


 
Advertimos que en algunos países, algunas especies pueden estar protegidas siendo ilegal su mantenimiento en cautividad. Recomendamos consultar la legislación propia de cada país al respecto. Además, la captura de animales de su hábitat natural, es un delito penado por la ley en la mayoría de los países y SIEMPRE es desfavorable para el futuro de la especie de la que se trate. El aficionado es el responsable último del uso que haga de la información facilitada en esta Web.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal