Parablennius gattorugine - Aquariofilia.es

INTENTAR ADQUIRIR SOLO ESPECIES NACIDAS EN CAUTIVIDAD Y PROPORCIONARLES UN BIOTOPO LO MAS PARECIDO POSIBLE A SU HABITAT
Que buscas?
Counter
Counter
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Peces Marinos > P
Parablennius gattorugine

Nombre común: Cabruza o Adusto

Familia: Blenniidae
Orden: Perciformes
Genero:
Parablennius

Referencia: Linnaeus, 1758
Difusión:
Mediterráneo y costa atlántica (de África occidental a Gran Bretaña).
Habitat:
Vive en las costas rocosas, por debajo de la zona de marea.
Morfologia:
Son en su mayoría marinos, ágiles y muy difícil de capturar. Las dos especies que habitan en las costas son las más Blennius Gattoruggine y Ocellaris Blennius. Son muy alargados con aletas ventrales reducidas o ausentes, y el cuerpo cubierto con una sustancia mucosa que ha dado el nombre de blennies. El cuerpo tiene diferentes tonos entre marrón claro y amarillo que componen la librea tanto para camuflaje como para el dimorfismo sexual. No tienen vejiga natatoria.
Longitud:
25 cm.
Dimorfismo sexual:
No aparente.

Acuario: Un tamaño mínimo  de 450

Parámetros fisicoquímicos: Temperatura 13-19 °C; densidad 1026-1028; pH 8-8,4.
Alimentación:
Omnívoro; muy voraz, se alimenta principalmente de crustáceos, gusanos y moluscos.
Reproducción: Reproducción es sexual. Los óvulos son liberados durante la primavera y a veces hasta el comienzo del verano. La hembra deposita los huevos en la parte superior o inferior de los barrancos rocosos, en las conchas o cáscaras huecas  y luego son custodiados por el macho. Durante la época de cría estos animales tienen colores brillantes.
Comportamiento:
De día se esconde en las grietas de las rocas o entre los rizomas de posidonia. Se desplaza a saltos, apoyándose en los radios de las aletas ventrales. A veces, permanece en las rocas fuera del agua.

 
Advertimos que en algunos países, algunas especies pueden estar protegidas siendo ilegal su mantenimiento en cautividad. Recomendamos consultar la legislación propia de cada país al respecto. Además, la captura de animales de su hábitat natural, es un delito penado por la ley en la mayoría de los países y SIEMPRE es desfavorable para el futuro de la especie de la que se trate. El aficionado es el responsable último del uso que haga de la información facilitada en esta Web.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal