Rhinechis scalaris - Aquariofilia.es

INTENTAR ADQUIRIR SOLO ESPECIES NACIDAS EN CAUTIVIDAD Y PROPORCIONARLES UN BIOTOPO LO MAS PARECIDO POSIBLE A SU HABITAT
Que buscas?
Counter
Counter
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Terrario > R
Rhinechis scalaris

Nombre común: Culebra de escalera

Orden: Squamata
Familia: Colubridae
Género: Rhinechis

Referencia:
Schinz, 1822

Distribución: Se encuentra repartido por toda la Región, hasta los 2000 m de altitud aproximadamente. Es fácil verla cruzar los caminos y carreteras en las horas de más calor.
Hábitat: Aunque supera la altitud de 2000 m en el sistema Bético, es bastante termófilo y, en general, vive por debajo de los 700 m en ambientes secos y soleados. Se presenta en áreas despejadas con matorral, linderos de bosques y cultivos, y prefiere biotopos en mosaico, donde abundan sus presas habituales.
Población: Es una especie con una población relativamente abundante en la Región.
Descripción: Adultos: Grande y de aspecto robusto. Cabeza bien diferenciada y ancha, con hocico puntiagudo y prominente respecto a la mandíbula inferior, y ojos relativamente pequeños. Habitualmente presentan una banda oscura desde la parte posterior del ojo hasta la comisura de la boca y pequeñas manchas en las escamas supralabiales. Color grisáceo con motas oscuras presentando dos franjas negras a lo largo del cuerpo.
Jóvenes: Son iguales pero en el dorso presentan franjas transversales que junto a las 2 longitudinales dibujan una escalera, de ahí su nombre.

Tamaño:
Puede superar los 160 cm de longitud total.
Longevidad:
Suelen vivir hasta 20 años o más.
Alimentación:
Preda sobre ratones, pequeños conejos, lagartos y trepa a los árboles en busca de polluelos en los nidos. Los jóvenes apresan lagartijas y grandes insectos.
Dimorfismo sexual:
El número de escamas ventrales es mayor en las hembras que en los machos. La cola es relativamente más larga y gruesa en los machos, y su cabeza resulta, en proporción, más ancha. Las hembras mantienen durante más tiempo el diseño típico de juveniles y subadultos.
Incubación: No incuba los huevos pero parece ser que cuida de ellos los primeros días después de la puesta.
Época de puesta: Entre abril y julio se producen las primeras cópulas; transcurrido casi un mes, la hembra deposita bajo una piedra, entre la hojarasca, en madrigueras de otros animales o incluso en una oquedad excavada por ella misma, entre 4 y 24 huevos de entre 1,5 y 3 cm de ancho por 4,5 a 7 cm de largo.
Evolución:
Esta especie no está en peligro aunque sí protegida en la Región. Aun no siendo abundante, su población no pasa por un momento delicado.



 
Advertimos que en algunos países, algunas especies pueden estar protegidas siendo ilegal su mantenimiento en cautividad. Recomendamos consultar la legislación propia de cada país al respecto. Además, la captura de animales de su hábitat natural, es un delito penado por la ley en la mayoría de los países y SIEMPRE es desfavorable para el futuro de la especie de la que se trate. El aficionado es el responsable último del uso que haga de la información facilitada en esta Web.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal