Scolopendra gigantea - Aquariofilia.es

INTENTAR ADQUIRIR SOLO ESPECIES NACIDAS EN CAUTIVIDAD Y PROPORCIONARLES UN BIOTOPO LO MAS PARECIDO POSIBLE A SU HABITAT
Que buscas?
Counter
Counter
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Terrario > S
Scolopendra gigantea

Nombre común: Cien Pies Gigante
Orden: Scolopendromorpha
Familia: Scolopendridae
Género: Scolopendra

Referencia:
Linnaeus, 1758
Distribución:
Se encuentra en las tierras bajas del norocidente de Sudamérica y las islas de Trinidad, Jamaica, y La Española.
Hábitat:
Estos animales suelen encontrarse tambien en edificios abandonados, en lugares oscuros, arbustos, etc. Pero es en las selvas tropicales donde encontramos un mayor número de especies concentradas. Viven en zonas de unas temperaturas diurnas de entre los 24 a los 32ºC las especies mas selváticas pero en zonas mas áridas estas temperaturas suelen estar rondando los 40 o 44 ºC así mismo, las humedades son elevadas sobre el 80% en selvas y en las zonas mas calidas o secas buscan lugares donde esconderse durante el día y que conserven humedad para no morir por deshidratación, cosa muy frecuente y rápida si se exponen a altas temperaturas diurnas, es por esto que su actividad es mucho mayor en horas nocturnas cuando las condiciones mas frescas les son favorables para desempeñar sus funciones , durante el día se esconden en lugares oscuros y húmedos donde pasan inadvertidas a presas y predadores, escondidas en oquedades de las piedras o troncos o entre la hojarasca del suelo, normalmente son terrestres pero son muy hábiles trepadores y se desplazan con suma facilidad en paredes verticales. Los ejemplares mas grandes y llamativos pueden encontrarse en países del centro y sur del continente americano, en zonas tropicales de Africa y en las selvas del continente asiático, aquí en Europa como especie mas representativa tenemos la scolopendra cingulata, presente en los países del área mediterránea y con un tamaño aunque grande para los no muy familiarizados, discreta en comparación con las especies de mayor tamaño de los trópicos. Así que ojo!
Descripción: El ciempiés, S. gigantea. de coloración marrón-negruzca, marrón-rojiza o marrón-verdosa, es la Scolopendridae de mayor tamaño conocida, el tronco tiene aspecto de cinta aplanada, de 10 a 30 cm de longitud. Tiene un cuerpo dividido en dos partes: una cabeza y un tronco, ambas incluidas en un exoesqueleto quitinoso, con un par de antenas compuestas con 17 segmentos y un cuerpo segmentado con 21 pares de patas iguales, excepto el par detrás de la cabeza, que se modifica en forma de garra y los 2 últimos pares dirigidos hacia atrás y a menudo de diferente forma. La cabeza consiste de una placa cefálica o placa dorsal con dos antenas y cuatro ocelos en cada lado. En la parte ventral: un clípeo, las pleuritas cefálicas, el labro, un par de mandíbulas, un par de primeras maxilas y un par de segundas maxilas. Los ciempiés respiran a través de las aperturas llamadas espirá-culas, que se localizan entre las capas quitinosas superior e inferior y detrás de las patas. Presentan cámaras traquéales grandes con ramificaciones hacia fuera, para poder proporcionar oxígeno a las distintas partes del cuerpo ubicadas en los segmentos 4, 6, 8, 11, 13, 15, 17, 19, 21 para la S. gigantea. Las aperturas son redondas, triangulares o en forma de S. Debido a estas aperturas pierden humedad rápidamente y por ello se deshidratan con facilidad. Todos los ciempiés tienen mandíbulas con glándulas de veneno, con las que lo inyectan para matar su presa (ratones, murciélagos, aves pequeñas, insectos).
Alimentación:
Es carnívoro, se alimenta de lagartijas, ranas, aves, ratones, murciélagos y también de tarántulas.
Longitud: Entre 10 y 30 cm.

Longevidad: Varios años.

Terrario: Terrario templado-húmedo

Reproducción: La reproducción de este artrópodo es difícil, a simple vista no se puede distinguir el sexo del animal. Los órganos reproductores del escolopendra se encuentran situados entre las patas finales, se pueden distinguir más fácil en algunas especies, por ejemplo el color o también las hembras tienden a crecer más grandes que los machos. En el apareamiento de estos artrópodos el macho tiende a estar en contacto con las patas finales de la hembra, también es común que el macho haga una red de esperma para que la hembra se fecunde sola. Las hembras ponen huevos en grupos entre 15 y 30, se enrollan sobre ellos para incubarlos y los vigilan hasta el periodo de eclosión y dispersión de las crías. Los huevos son de color blanco un poco traslúcidos y brillantes, si se le estresa la hembra comerá los huevos o los desechara, lo que nos deja con un 50% de probabilidades de que se los coma.
Comportamiento: Los ciempiés son animales hidrófilos, que les gusta mucha la humedad, y lucífugos, es decir, que se esconden de la luz. Ello explica porque se esconden debajo de las piedras. De este modo, los ciempiés están en unas condiciones de humedad adecuadas y sin luz. No obstante, los ciempiés no respiran directamente a través de la piel como las lombrices o los anfibios sino que tienen una respiración de tipo traqueal como la mayoría de artrópodos. Estos animales son solitarios y no aceptan la presencia de otros individuos. A menudo, los ejemplares más grandes se comen a los más jóvenes cuando tienen la ocasión, puesto que el canibalismo es una práctica muy frecuente en esta especie.
Este aspecto se debe tener en cuent
a si queremos iniciar la cría de la escolopendra, dado que la posibilidad de huida es nula cuando son mantenidos estos animales en cautividad.


Veneno: Sus mordeduras son dolorosas, con dos punciones hemorrágicas, edema e inflamación local. El veneno puede causar necrosis en el área afectada, también causando una hinchazón y dolor grandes. Las escolopendras inyectan veneno desde un par de “uñas” o colmillos en su zona bucal, los colmillos son huecos para poder inyectar el veneno.Pero en realidad esos colmillos son más que otro par de patas pero mutado, o modificado (por la naturaleza, claro) en forma de “colmillos”. El veneno contiene acetilcolina, histamina y serotonina (mediadores del dolor), proteasas y un factor cardiodepresor. Es tóxico para los humanos y causa una inflamación severa, escalofríos, fiebre y debilidad. Sin embargo, a pesar de ser dolorosas, sus picaduras rara vez son fatal para los seres humanos, para la manipulación de la Scolopendra, siempre es necesario el uso de equipos de protección y usar pinzas para insectos, ya  que incluso un rastro del veneno al entrar en contacto con la piel puede causar una reacción. En caso de mordedura se seguirán estos pasos a detalle:
Tratamiento:
1.- Lavar la piel y aplicar lociones amoniacales.
2.- Compresas frías.
3.- Administración de antihistamínicos.
4.- Si existen espasmos musculares: Gluconato cálcico IV.
5.- Tratamiento analgésico y si no cede, traslado a Hospital.
Ojo! se ha conocido un caso de muerte por manipulación de Escolopendras, fue causado por la manipulación de la Scolopendra morsitans.







 
Advertimos que en algunos países, algunas especies pueden estar protegidas siendo ilegal su mantenimiento en cautividad. Recomendamos consultar la legislación propia de cada país al respecto. Además, la captura de animales de su hábitat natural, es un delito penado por la ley en la mayoría de los países y SIEMPRE es desfavorable para el futuro de la especie de la que se trate. El aficionado es el responsable último del uso que haga de la información facilitada en esta Web.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal