Vallisneria biwaensis - Aquariofilia.es

INTENTAR ADQUIRIR SOLO ESPECIES NACIDAS EN CAUTIVIDAD Y PROPORCIONARLES UN BIOTOPO LO MAS PARECIDO POSIBLE A SU HABITAT
Que buscas?
Counter
Counter
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Plantas Acuaticas > V
Vallisneria biwaensis

Nombre común: Vallisneria tirabuzón, También llamada Vallisneria de hoja espiral, aunque no hay que confundirla con la verdadera Vallisneria spiralis, la cual, a pesar de su nombre, no tiene las hojas onduladas, sino que recibe este nombre porque el tallo de la flor hembra aparece fuertemente enrollado.
Orden: Alismatales
Familia: Hydrocharitaceae
Género: Vallisneria

Referencia: Lour. 1790
Distribución: Sudeste de Asia.
Forma: Planta sumergida con hojas totalmente básales, bastante largas, acintadas, de medio a un centímetro de anchura, ligeramente ciliadas denticuladas en la extremidad. Los individuos masculinos y femeninos forman pies distintos. Las flores masculinas, muy pequeñas, aparecen próximas a las raíces, y adoptan una tonalidad amarilla antes de abrirse. Las femeninas están sostenidas por largos pedúnculos filiformes y espiralados.
Tamaño: 20-60 cm.
Forma de propagación: Por estolones (plántulas).
Temperatura: 18º-25ºC
Agua: pH: 6.5 a 7.5, DH: 8 a 20.
Iluminación: Intensidad mediana a fuerte.
Tipo de sustrato: Cualquier grosor de gravilla, preferentemente de grano fino-medio, para permitir el agarre de las raíces. Conseguiremos muy buenos resultados si lo complementamos con sustrato nutritivo o pastillas de abono. Al igual que en otros tipos de Vallisnerias deberemos procurar no enterrar demasiado la corona (lugar de nacimiento de las hojas) para evitar que se pudra, siendo conveniente enterrar sólo las raíces.
Dificultad: Relativamente fácil. Si procuramos buena iluminación y abonado lograremos un buen desarrollo de las espirales.
Zona del acuario: Para fondo


 
Advertimos que en algunos países, algunas especies pueden estar protegidas siendo ilegal su mantenimiento en cautividad. Recomendamos consultar la legislación propia de cada país al respecto. Además, la captura de animales de su hábitat natural, es un delito penado por la ley en la mayoría de los países y SIEMPRE es desfavorable para el futuro de la especie de la que se trate. El aficionado es el responsable último del uso que haga de la información facilitada en esta Web.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal